En Navidad nos volvemos locos

Editorial de Perry White, director del Daily Planet:

Perry White en Superman Returns.

Durante unas semanas cada diciembre todos nos volvemos un poco locos. O quizá estamos locos el resto del año y por esta época recuperamos la cordura. Actuamos como si de pronto encontrásemos algo bueno en nuestro interior. Queremos reir y cantar y celebrar el descubrimiento. Luego, el primer día del año, las celebraciones terminan y volvemos a gruñir sobre nuestro empleo y los impuestos y lo mal que lo pasamos. Pero no tiene por qué ser así. Con un poco de esfuerzo, pensando un poco, podemos ver lo afortunados que somos.
Mirad alrededor y veréis gente que no vive tan bien. Algunos no tienen empleo de qué gruñir. Ni tiene qué comer. Otros duermen en portales, usando este periódico para abrigarse. Esos desdichados son nuestros hermanos. Pero a menudo apartamos la vista a su paso. Ya es hora de que dejemos de hacerlo.Ya es hora de acordarnos de que ese extraño vestido de harapos que pasa es otro ser humano. Quizá no sea un “vagabundo inútil”, quizá haya tenido mala suerte. Pero nunca lo sabremos si no nos esforzamos en averiguarlo.

Cada día, este periódico y la televisión nos traen noticias del sufrimiento en el mundo, y parece demasiado como para soportarlo. Quizá por eso intentamos ignorar la pobreza aquí, en casa. Quizá apartamos la vista por culpabilidad, vergüenza o rabia. Quizá lo hacemos por miedo a que tan sólo un salario nos impide engrosar en las listas de los deshauciados.

Sea como sea, no podemos continuar así. Se pierden vidas preciosas, y nos rebaja a todos permitir una cosa así. Este es nuetro problema y no debemos huir de él. Un porcentaje creciente en esta ciudad son familias, y muchas, familia de un sólo padre. Imagina qué debe pasar ese niño. Imagina qué debe ser no tener hogar para tu hijo en Navidad. ¿Qué esperanza hay para estos deshauciados? Seguramente alzaréis las manos al cielo desesperados. “¡No soy Superman!”, gritáis. ¿Qué puedo hacer? La respuesta es simple: ¡Lo que podáis!

Nadie os pide que salvéis el mundo, y no hace falta poder volar. Donar ropa puede representar dar Navidades a quien no las hubiera tenido. Dar comida puede dar a los deshauciados las fuerzas necesarias para vivir un día más. Sea lo que sea lo que deis, ayudará.

Cada año hay más pisos de lujo y menos de protección oficial. Esto es también parte del problema, no hay que olvidarlo cuando llegue enero. Hay muchas maneras de atacar el problema. Podemos proponer al Ayuntamiento que cree incentivos para construir viviendas más económicas. Podemos donar tiempo y trabajo a organizaciones como Cáritas o Cruz Roja. Pero debemos hacer algo.

PD: Los cómic de Superman también enseña algo. Podéis encontrar estas palabras en Home for the holidays!  Adventures of Superman462

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: