Una guerra sin sentido

Usuarios contra el canon digital.
El canon digital ha logrado superar su último escollo en el parlamento, si bien es cierto ha vuelto a poner en la palestra este polémico “impuesto revolucionario”, como lo han catalogado algunos, que ha movilizado a gran parte de la sociedad española, por no decir a la gran mayoría, con el único fin de abolir este impuesto que encarecerá todo tipo de soportes como las memorias USB, los discos duros, teléfonos móviles, e incluso impresoras (más CDs y DVDs, lógicamente).

Tampoco querría convertir esta entrada en una nueva crítica personal hacia este canon, ya que supongo la mayoría opinará de forma similar. Sin embargo, sí me gustaría dejar claro que si los dirigentes de la SGAE quieren proteger los intereses de los autores, aún sabiendo que más de cuatro millones de autores no pertenecen a esta asociación (como explica el informe de de la AIM), podrían hacerlo de formas menos abusivas.

Lo que no concibo es que tenga que estar pagándole a Ramoncín, por ejemplo, unos cuantos euros cada vez que quiera comprarme un teléfono móvil (algo que no afecta sólo a nuestros bolsillos, como explica Antonio Delgado) o me compre una cámara fotográfica, porque posiblemente alguien vaya a hacer un uso indebido de los mismos. Es que por mucho que se diga, resulta increíble que se “castigue” a la gente por anticipado por algo que no se sabe que va a realizar. Es más, que encima tengamos que pagar por las impresoras, como si nos pusiéramos a imprimir libros ilegalmente, o las portadas de un CD de música… no tienen ningún sentido. Claro, lo lógico y decente sería que estos autores aplicaran el canon sobre sus productos, y que de ahí saquen sus beneficios; pero no, resulta más “honesto” sacarle los cuartos a la gente haciéndoles pagar un impuesto por considerarnos a todos como delincuentes.

Y esto es lo que me motiva a escribir esta entrada. Estoy harto de las campañas antipiratería que se desarrollan en este país porque no tienen ninguna lógica. Antes, sin embargo, me gustaría dejar claro que aborrezco a todos aquellos que disfrutan descargándose películas; estoy totalmente en contra de los piratas. Pero es que como digo, no tiene sentido que yo, que he pagado la entrada del cine, o he comprado una película o serie de televisión, tenga que tragarme sin opción alguna el clásico spot contra la piratería. ¿Pero no se dan cuenta que el que está viendo ese maldito anuncio ya ha pagado por el producto? Es que lo más gracioso es que los piratas pueden saltarse dicho spot, pero el resto, los que hemos pasado por caja, nos lo tenemos que tragar.

Nos tratan como a piratas.¿Cómo pretenden concienciar a las masas de lo negativo que resulta piratear si las campañas se destinan casi en su mayoría a la gente que no suele piratear? No soy experto a la hora de diseñar campañas institucionales, pero es que tras tantos años, te das cuenta que la mayoría de aficionados al cine, por ejemplo, están hartos de tener que tragarse este tipo de anuncios como si fueran ellos los delincuentes. ¿Acaso las asociaciones y autoridades no tienen el valor de dedicarle estos anuncios a la gente que verdaderamente piratea? Da la sensación que en este tema se ha optado por la opción más sencilla: culpar a los que menos culpan tienen y encima, hacerles pagar “por si acaso”.

Anuncios

2 Responses to Una guerra sin sentido

  1. suestorm dice:

    cuanta razón!!
    mira que me cae mal Ramoncín…

  2. Él y todos aquellos que buscan aprovecharse de los consumidores por tomarnos a todos como ladrones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: