Tú también cuentas

Cartel del t�o SamA nadie se le escapa la velocidad con la que evoluciona Internet y, en especial, cómo se aprovechan sus posibilidades a la hora de difundir información. Sin duda, los más veteranos aún recordarán las antediluvianas páginas web informativas en las que se volcaba directamente toda la información del medio impreso sin ningún complemento más, y cómo ahora se destinan contenidos exclusivos aderezados con vídeos, galerías de imágenes, o infografías interactivas para hacer más atractiva si cabe la información.

Sin embargo, cuando aún no se han asimilado del todo los conceptos del denominado Web 2.0., comienza a cobrar fuerza el fenómeno del periodismo participativo (Periodismo 3.0.). Y es que ahora, cuando la inmediatez en las noticias ya es toda una realidad, la audiencia ha comenzado a demandar algo más: ser parte activa del proceso comunicativo. Por ello, las grandes cabeceras como El País ya permiten a sus lectores remitir sus propias informaciones –en una sección concreta, eso sí- o comentar las noticias que se publican en el portal, u otras como 20 Minutos o La Vanguardia potencian cada vez más su servicio de blogs.

Por otro lado, el denominado Periodismo 3.0, como lo definió Dan Gilmor, ha dado origen a medios como Soitu.es o Periodismo Ciudadano en los que, aunque se respeta una estructura informativa más o menos clásica, el lector se convierte en uno de los ejes sobre los que se construye el medio. En este tipo de portales, tanto la selección temática como el enfoque que se le da a las noticias ya difiere bastante de lo que estamos acostumbrados a ver actualmente, pero también lo es el hecho de que sean los propios ciudadanos -no necesariamente tienen por qué ser periodistas licenciados- los encargados de nutrir al medio con una importante cantidad de noticias.

Este fenómeno, como no podía ser de otra forma, ha originado una gran controversia en el mundo del periodismo profesional ya que son muchos los que lo ven no solo como una amenaza a sus intereses, sino también como una forma de pervertir la profesión: se alude a la poca profesionalidad de los ciudadanos a la hora de tratar las informaciones. Para otros, en cambio, es una magnífica forma de socializar un medio tan potente como es Internet.

Por lo tanto, a estas alturas me parece una estupidez criticar este avance cuando lo que de verdad debería preocupar a los profesionales que lo critican con tanto ahínco es por qué la credibilidad de los medios tradicionales está tan en entredicho.

Anuncios

2 Responses to Tú también cuentas

  1. Chester Thomas C. dice:

    Saludos. Te dejo una cordial invitación para visitar Diá-logos. Espero que sea de tu agrado.

    http://chesterthomas.wordpress.com

  2. Hola. Añado tu blog a mi bloglines.

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: