La loca vida de un “infoxicado”

Tira cómica sobre la infoxicación de Mauro Entrialgo. Con la estandarización de Internet el mundo de la información se ha transformado por completo. Ahora la inmediatez en las noticias, la interacción entre lectores y periodistas (aunque no en todos los medios), la mejora de la documentación ofrecida (gracias al empleo del hipertexto), o la integración de diversos formatos como la imagen, el audio y el texto, se han convertido en los ejes sobre los que se han fundamentado gran parte de los medios de comunicación aparecidos en la red durante estos últimos años. Del mismo modo, cada vez son más las utilidades en línea destinadas a recibir y ordenar todas las noticias aparecidas en los sitios web que previamente hayamos seleccionado (los conocidos Feeds como Bloglines), o las redes sociales virtuales como Facebook o Twitter.

Pero todo este progreso tiene sus inconvenientes. El principal, la denominada infoxicación. A estas alturas, dudo mucho que haya alguien que no mire, aunque sea un par de veces al día, el correo electrónico, revise sus páginas web favoritas, u ojee los blogs y los portales de los medios de comunicación más importantes. Además, si alguien escribe en alguna página o bitácora, dedicará un par de horas más a recabar información para ofrecer un texto lo más refinado posible. Al final, la mayoría terminamos pasando horas y horas navegando por la red en busca de toda la información aparecida en unas pocas horas, lo que en muchos casos puede significar una enorme pérdida de tiempo por la basura que podemos llegar a tragar.

En este sentido, he encontrado comentarios que abogan por una desindicación masiva, aspecto que comparten en HCNet, donde se nos explica que si al abrir nuestro feed nos sentimos saturados de información, el problema no es tanto que existan demasiados blogs, sino que nosotros pecamos de falta de criterio a la hora de convertirlos en parte de nuestras web de información diarias. Creo que algo de razón tienen ambos medios, pero también es cierto que en estos mismos feed tenemos la posibilidad de organizar todos los sitios web que creemos son interesantes por categorías; y no necesitamos revisarlos todos en un día. Aquí pienso que más que una falta de tiempo o una sobreabundancia de información (que por supuesto son dos aspectos que están presentes), existe más un problema de mala organización.

Tampoco hay que olvidar que toda esta abundancia de información también tiene sus puntos buenos. El principal, al menos para mí, es que la especialización es un fenómemo completamente estandarizado. Gracias a Internet, podemos encontrarnos con expertos en cualquier materia del conocimiento humano, algo que se agradece muchísimo a la hora de buscar información, ya que si sabemos buscar bien, podemos encontrarnos con auténticos tesoros informativos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: