Cuentas pendientes

marzo 30, 2008

Blog Reportero del Daily PlanetHan pasado ya unos meses desde que diera el salto a la blogosfera. Desde entonces, han sido muchas las horas que he dedicado a mantener este espacio más o menos actualizado, aunque como ya comenté en alguna ocasión, la presión y la carga de trabajo con la que ando me impide dedicarle más tiempo al blog.

Quería abrir esta entrada para comentar algunas de las cosas que creo, en general, muchos de los nuevos internautas debemos mejorar de cara a ofrecer un blog de mayor calidad. La primera, como no podía ser de otra forma, es la necesidad de enlazar más y mejor. En relación con este aspecto, durante todo este tiempo me he dado cuenta de lo difícil que resulta encontrar blogs en los que se enlace de forma acertada, aunque entiendo que no es una tarea sencilla (podemos pasarnos varias horas navegando por la red con tal de encontrar algún sitio de interés que nos sirva).

También me he percatado que son muchos los espacios que se resisten a enlazar a otros sitios web. Y no hablo únicamente de los portales de los grandes medios de comunicación, que supongo en principio evitarán el excesivo hipervínculo por miedo a publicitar otros medios, sino también de blogs pertenecientes a gente reputada en este mundillo que como mucho se enlazan a sí mismos. En este sentido, creo que cuando hablamos de una página o un blog con cierto prestigio, por norma en éste ya se abandona la costumbre de enlazar porque su autor debe pensar que ya posee la suficiente autoridad como para no necesitar el respaldo de otros para argumentar sus opiniones. Pero aquí creo que se cae en un error de percepción con respecto a los enlaces.

Éstos simplemente nos permiten ampliar la información, apoyar nuestros argumentos e incluso rebatirlos si lo creemos conveniente. No todo tiene por qué basarse en enlazar a otros sitios que digan lo mismo que nosotros pero con otras palabras. De ahí que considere necesario el emplear constantemente los hipervínculos; aunque claramente esto no significa que un post vaya a ser mejor que otro por tener muchos más enlaces. Aquí también hay que tener en cuenta la calidad de la información que se está presentando mediante enlaces, y lo fácil de entender que resulte para el lector (si enlazamos a una página con textos de miles de palabras difícilmente vamos a lograr que el lector se detenga a leer tal cantidad de información).

En relación a este blog en concreto, creo que debo mejorar todavía bastante en este aspecto. Además me doy cuenta que muchas veces quiero enlazar a páginas que definan con más detalle alguno de los conceptos que expongo en los temas que escribo, y al final me cuesta horrores localizar dichas definiciones cuando en la mayoría de casos sí se encuentran en la red. El problema es que en la mayoría de casos no sabemos buscar correctamente en Internet. En muchos casos, ni siquiera usamos servicios como del.icio.us que nos facilitarían enormemente esta tarea al permitirnos archivar los temas más interesantes que encontremos por la red para consultarlos con posterioridad.

Hay que moverse más

Otro aspecto en el que fallo mucho es en el hecho de no moverme por la red, es decir, el darme a conocer a través de mis comentarios en otros blogs. Sí, escribo en varios foros sobre cine, videojuegos y cómic, pero si hablamos de usar mi identidad en la red (sin usar seudónimos) de forma habitual, he de decir que lo hago muy esporádicamente. Y sé que es algo que debo mejorar porque es una buena carta de presentación. Si comentamos correctamente –es algo que debemos cuidar muchoal final lograremos que la gente se quede con nuestro nombre, que nada más ver la firma se esperen una respuesta argumentada e interesante; que por este mismo motivo sientan la necesidad de conocer más sobre nosotros y, por ello, se adentren en nuestro blog. De ahí que también resulte importante cuidar los comentarios que se realicen por parte de los lectores en nuestro sitio; es una buena forma de seguir ampliando informaciones y demostrar que estamos en un blog activo.

Tampoco me gustaría cerrar este post sin recordar que ante todo hay que lograr generar contenidos propios, buscar algo que nos diferencie del resto de sitios web. Por ello hay que tratar de esforzarse no solo para ofrecer textos originales y amenos de leer, sino ante todo, para conseguir que los internautas quieran entrar en tu blog para leer algo distinto al resto.

Anuncios

Una Semana Santa desconocida

marzo 24, 2008

Señor Jesucristo de las Penas, Elche.Hoy voy a escribir un post relacionado con la celebración de la Semana Santa ilicitana y lo poco promocionada que está a nivel nacional. En este sentido, antes habría que resaltar que desde la Junta Mayor de Cofradías y el Ayuntamiento de Elche se trabaja para obtener el titulo de fiesta de interés turístico regional, para después alcanzar el de interés turístico nacional e internacional. Sin embargo, hasta la fecha, como ocurre por ejemplo con la celebración de la Nit de l’Albà, que a nivel nacional casi sólo se conoce por la guerra de carretillas y los heridos que genera –sólo hay que mirar los titulares que los medios escritos utilizan tradicionalmente-, la Semana Santa ilicitana es una de las grandes tapadas por los medios de comunicación.

Por poner un ejemplo, en el caso del Domingo de Ramos en Elche, en las Noticias de Antena 3 se difundieron imágenes de la celebración de la procesión de las palmas en varias ciudades de España; pero no se mostró la de Elche, que este año reunió a unas 35.000 personas. Sí, se suele mencionar que las palmas que reciben el Papa o la familia real proceden de Elche, y que aquí se continúan elaborando artesanalmente; pero resulta chocante que una fiesta de tal embergadura, declarada de interés turístico internacional, pase desapercibida en los medios de comunicación nacionales.

Ésta es una ciudad donde se han conjugado una gran variedad de estilos, tanto en la talla de las imágenes y tronos, como en la forma de procesionar por las calles. En el primero de los casos, tenemos un magnífico patrimonio con imágenes como la del Cristo de Zalamea (que destaca no solo por su antigüedad y acabado, sino sobre todo por el enorme reguero de fieles que le acompañan todas las noches del Jueves Santo), la Virgen de los Dolores, Nuestro Padre Jesus Nazareno, o algunas de las obras más importantes de un escultor como Valentín García Quinto: Nuestra Santísima Mater Desolata o Jesús de Pasión y Nuestra Señora de la Merced por poner algunos ejemplos.

Pero como decía, también destaca la variedad en la forma de procesionar por las calles de Elche. Y ya no es sólo que no haya más que tres tronos que salgan a ruedas (y uno con razón, como es la Oración en el Huerto), sino que podemos disfrutar de pasos al más puro estilo sevillano, como Nuestro Padre Jesús de la Caída -que cuenta con un trono realizado por el genial Manuel Guzmán Bejarano-, el Santísimo Cristo de la Columna, el Santísimo Cristo de la Agonía o el reciente paso de la Sagrada Lanzada de Nuestro Señor Jesucristo de las Penas y Dulce Nombre de María Santísima, que cuenta con unas imágenes que sobrecogen a cualquiera -su autor, Antonio Bernal Redondo, es todo un maestro creando esculturas de un realismo asombroso-; u otros al estilo malagueño como Maria Santísima de la Estrella, Nuestro Padre Jesus Rescatado, el Santísimo Cristo del Perdón, o la citada Santísima Mater Desolata, que siempre ha sido una de las imágenes por las que más respeto he sentido -supongo que por tradición familiar-.

Virgen de la Asunción, ElcheDejo para el final, antes de algunos vídeos que os pondré a continuación (aunque he tenido problema para subir los que grabó mi padre el Miércoles, que espero colgar mañana), la celebración del Domingo de Resurreción, que de nuevo en Elche cobra un sentido especial con la Procesión de las Aleluyas -aunque este año el viento fue uno de los principales protagonistas-. Toda una fiesta que nadie debería perderse.

Es por todo esto por lo que no entiendo la poca repercusión que tiene la Semana Santa ilicitana a nivel regional o nacional. Está claro que todo el mundo pensará que sus fiestas son mejores que las de otras regiones, es comprensible; pero es que en este caso existe un enorme vacío informativo, cuando debería ocurrir todo lo contrario. Lógicamente Elche no tiene un patrimonio ni una tradición tan grande como la que pueda sentir el pueblo hispalense por su maravillosa Semana Santa, pero sí puedo decir sin miedo a equivocarme que Elche posee una de las tradiciones sacras más importantes de España, y en cambio cuenta con una cobertura mediática francamente pobre -dejaré a un lado lo que opino de las retransmisiones que se hacen de las procesiones en la ciudad, que merecería un post extra-.

Nuestro Padre Jesús de la Caída en la tradicional subida de la cuesta de Santa Ana.

Nuestro Padre Jesús de la Caída frente al pórtico de la basílica de Santa María.

Entrada en la Plaza Mayor de María Santísima de la Esperanza.

Levantá al compás del Santísimo Cristo del Amor

Nuestra Santísima Mater Desolata en la Plaza Mayor.


Vencer a los instintos primarios en Internet

marzo 16, 2008

Sherlock HolmesLos primeros años de vida de Internet estuvieron marcados por las críticas y temores de gran parte de la población que consideraban el medio como una vía a través de la cual difundir pornografía sin control. Y aunque es cierto que esta temática siempre ha sido una de las más recurridas por los usuarios de la red, las tendencias parece que están cambiando. No hay más que ver las páginas web más visitadas por los usuarios españoles para darse cuenta que, aunque sigue ocupando un lugar importante, el porno ya no es el principal atractivo de Internet.

La necesidad de informarse, de conocer nuevos temas o a otras personas, las relaciones entre usuarios y las comunidades online, o la información deportiva se han posicionado en estos últimos años como uno de los mayores atractivos de la red. Si queremos buscar alguna página informativa sobre una materia concreta, podemos recurrir a los clásicos buscadores como Google o Windows Live, que son las dos páginas más visitadas. A la hora de informarnos, podemos optar también por web como la de El Mundo, que ocupa el puesto número 13, o la de El País, en el puesto 16.

Hay que descender hasta el puesto 23, pasando antes por redes sociales tan populares en la actualidad como MySpace o Facebook, para encontrarnos con el primer sitio dedicado al porno. Este hecho viene a demostrar que aunque la pornografía sigue siendo un elemento muy importante dentro de la red de redes, no es el eje que mueve todas las acciones de los usuarios.

Al menos, parece que los internautas prefieren pasar el tiempo buscando informacion por la red, comunicándose con otras personas, o copiando trabajos en sitios tan populares como Vagos.es (el puesto número 12 en el ranking), que desatando sus instintos primarios delante del monitor. Aún así, aunque todos sabemos que Internet es una herramienta de trabajo fantástica, sin duda seguiremos escuchando una y otra vez que la red prácticamente se usa en exclusiva para navegar por páginas pornográficas –y ahora como medio para piratear-, un San Benito que dudo mucho llegue a desaparecer en un futuro cercano.


La división les fortalece

marzo 8, 2008

ETA NOAsco. Siento asco al ver como después de que esa banda de impresentables criminales y salvajes llamados ETA asesinaran a un inocente más, los políticos de nuestro país continúen una y otra vez discutiendo sobre las mismas estupideces de siempre. Y si ayer mismo, tras conocerse la trágica noticia, todas las fuerzas políticas se mostraban decididas a plantarle cara a los terroristas con la unidad, que es como se les debería vencer, hoy tenemos que aguantar de nuevo las peleas entre socialistas y populares, que parece viven únicamente para culparse entre sí de todas las barbaridades cometidas por estos asesinos -obviaré opinar sobre lo repulsivo que me parece que se intente sacar un rédito político de las víctimas-.

Como ha explicado una de las hijas de Isaías Carrasco, todos debemos ir a votar, no solo para demostrarle a esta banda de asesinos que no les tenemos miedo, sino también para dejar claro que las disputas, del tipo que sean, se resuelven con la palabra y la razón y no de la forma tan vil y cobarde como la que actúan ellos. Para nuestra desgracia, los políticos con los que tenemos que convivir en muchos casos demuestran tener muy pocos escrúpulos al usar el terrorismo como arma arrojadiza, y por ello entiendo a la perfección a todos aquellos que se muestran reacios a acudir a las urnas. Pero aún así, mientras demostramos que nadie va a condicionar nuestra vida, por muchas pistolas con las que vayan, también podemos dejar claro a nuestra clase política que no estamos conformes con su forma de actuar.

Parafraseando a Marga Torres, la indiferencia no vale contra el terrorismo.


En el periodismo, la evolución es la única alternativa

marzo 4, 2008

El pez grande se come al pequeñoCharles Darwin y Alfred Russell Wallace afirmaron en su teoría de la evolución que entre los miembros de una especie se establece una lucha por la supervivencia. Dada la sobreabundancia de medios de comunicación existente, gracias sobre todo a la estandarización de Internet, el mundo del periodismo se encuentra sumido en esta intensa lucha que constantemente se cobra un gran número de víctimas que no logran seguir el ritmo de los nuevos medios de comunicación.

Ante este panorama, en muchos casos surge la siguiente cuestión. ¿Están en crisis los medios de comunicación o la figura de los periodistas? Para mí el problema lo tienen actualmente los medios de comunicación que no se adaptan a los nuevos tiempos. Por supuesto, los periodistas, ante el gran número de competidores con los que se encuentran en el día a día suelen trabajar mucho y ganar poco dinero; pero aún así constantemente nos encontramos con grandes profesionales que logran captar la atención de los lectores y fidelizarlos, ya sea por su estilo en la escritura, por cómo tratan las noticias, o simplemente por lo bien que se explican. Esto sin contar a los bloggers, que aunque en muchos casos no son periodistas licenciados, sí suelen convertirse en importantes fuentes de información capaces de competir con algunas de las grandes cabeceras. Pero como digo, estos son problemas relacionados sobre todo en cuestiones laborales, y no tanto en la pérdida de credibilidad y lectores a la que hacen frente los medios tradicionales.

En este sentido, ésta no sería la primera vez que hablo del fenómeno de la mediamorfosis y la necesidad que tienen los medios de evolucionar constantemente para hacer frente a las nuevas tecnologías y modas que se han ido estableciendo durante estos últimos años. Está claro que en muchos casos, como ha comentado Oscar Espiritusanto -por ejemplo en la pasada UCAM Media Lab-, el riesgo al tratar de innovar puede ofrecer resultados no tan buenos como esperábamos; pero bien es cierto que los medios más reacios a cambiar y adaptarse a los nuevos tiempos finalmente han ido incorporando más y más elementos definitorios del lenguaje de Internet. Ahora mismo, por ejemplo, el periodismo ciudadano se está estableciendo sin problemas en páginas como elpais.com, lavanguardia.es o 20minutos.es.

Adaptarse o morir, ésa va a ser la cuestión durante los próximos años. Todos aquellos medios que expandan sus opciones de cara a potenciar la interacción con los lectores, a combinar los diversos formatos, y a usar con cabeza la opción del hipervínculo se harán un hueco en este amplio pero duro mercado. El resto, tendrán que conformarse con ir al arrastre de los demás o directamente desaparecer con dignidad. Si hablamos de la prensa escrita, que sí es cierto que es la que más está sufriendo por el descenso en el número de lectores, posiblemente sea el medio que más deba cambiar a nivel de contenidos en los próximos años ofreciendo algo más que simples noticias, que es algo que cada vez se consulta más a través de Internet -la inmediatez es un enorme plus-.


Todos merecen opinar

marzo 2, 2008

Rosa Jiménez de elpais.comEl pasado miércoles Rosa Jiménez y Beatriz Sánchez, periodistas de PrisaCom, se pasaron por la universidad Cardenal Herrera CEU de Elche para hablarnos de la gran aventura en la que se encuentran inmersas actualmente. Como ya os comentaba en mi último blogclipping, ambas periodistas están realizando un impresionante seguimiento de la campaña política, aunque los protagonistas de sus reportajes no son los propios políticos.

A diferencia de lo que cualquiera podría esperar de uno de estos clásicos seguimientos, estas dos jóvenes periodistas se dedican casi exclusivamente a preguntar a los ciudadanos acerca los políticos para conocer sus opiniones al respecto, cuáles son los temas que les interesan, por qué votarían a uno u otro candidato, etc. El interés por dotar a la ciudadanía de una voz que por norma se les niega en este tipo de informaciones es tal que incluso se les da la oportunidad de ponerse, por unos momentos, en la piel del futuro presidente y hablar de lo que harían en caso de ocupar dicho cargo.

Esta forma de cubrir la campaña electoral, que a mí me parece fantástica, se complementa con las apuestas que han realizado la mayoría de cadenas de televisión del país, que han permitido a los ciudadanos grabar sus preguntas en vídeo para después presentárselas a los candidatos en las entrevistas en las que, por tanto, ya no sólo participan los periodistas. Lógicamente esto no es periodismo ciudadano, pero sí denota un cierto interés por parte de las empresas comunicativas de dar voz a los que antes no la tenían -aunque aún se pueda mejorar el asunto-.

Una de las fotos tomadas por Rosa JiménezSin embargo, ante esta situación me encuentro con dos problemas. El principal es que a los políticos parece que no les interesa que la ciudadanía tenga tanta libertad para expresar sus quejas en los medios, al menos así nos lo demostraron al no optar por un debate en Internet. Por otro lado, como resaltaron Rosa Jiménez y Beatriz Sánchez, en el caso de los medios digitales, “la dictadura de las portadas” hace que en muchos casos este tipo de informaciones (que se encuentran recogidas en sus respectivas secciones) pasen completamente desapercibidas para el público mayoritario, lo que sin duda es una pena.

No obstante, esto no debe desanimar a nadie puesto que después de tantos años los debates políticos parece que han vuelto a los medios de comunicación; y ahora los ciudadanos sí tienen algo que decir, lo que hasta la fecha no había ocurrido. Seguramente, en las próximas elecciones tengamos algo nuevo que celebrar.